Por qué InLex

Por-qué-InLex

  • Porque somos independientes
  • Porque somos expertos
  • Porque somos solventes

Coordinación de seguridad y salud

El promotor de una obra es responsable de que los contratistas  apliquen las medidas de seguridad necesarias para la correcta ejecución de la obra, y da instrucciones al respecto a través del Coordinador de Seguridad y Salud integrado en el equipo de Dirección de Obra.

Es importante que estas instrucciones y la supervisión de todo el sistema de Seguridad y Salud de la obra no esté condicionado por nada más que aspectos propios de la Seguridad en la ejecución.  El Coordinador de Seguridad y Salud debe ser ajeno, en lo posible, a aspectos inherentes a las obras como  plazos, rendimientos, costes, facilidad de ejecución, resultados económicos etc., para poder tomar las decisiones adecuadas en cada momento. Por ello el Coordinador de Seguridad y Salud debe ser independiente.

No obstante un técnico experto es capaz de proponer sistemas de Seguridad que permitan los mejores rendimientos de ejecución y las soluciones técnicas ajustadas al mínimo coste sin merma de efectividad, salvando de esta manera la contraposición de los términos Seguridad  y Producción.

La propia experiencia en el ejercicio de la Coordinación de Seguridad y Salud proporciona una autoridad y un conocimiento que en algunos casos hay que exhibir en beneficio  de una correcta solución. El técnico Coordinador de Seguridad y Salud ha de ser solvente en el aspecto referido.

Ingeniería Legal

Credibilidad es lo que buscamos al presentar un dictamen técnico.

Para ello poner la experiencia al servicio del trabajo a realizar es la base del éxito. El enfoque, la visión, la perspectiva en el momento de abordar el problema  de un técnico experto es la clave que proporcionará verosimilitud al informe final.

Si además consideramos que la mayoría de las veces es necesario, no sólo elaborar el trabajo, sino presentarlo, argumentarlo y defenderlo públicamente, es fundamental que la exposición del mismo se halle acompañada de una seguridad y contundencia de la que solo disponen técnicos de acreditada solvencia.

Ni que decir tiene que en estos casos la opinión  de un técnico independiente, aún contratado por alguna de las partes, proporciona a los dictámenes y opiniones emitidas un mayor grado de verosimilitud.